Joven preparando su TFM

¿Para qué sirven las hipótesis? Aquí te explicamos

En este punto de la investigación ya tenemos claro qué vamos a estudiar, definimos el problema, revisamos los antecedentes bibliográficos y construimos nuestro marco teórico. El siguiente paso es avanzar sobre posibles respuestas para lograr la solución del problema planteado, es decir, formular la hipótesis. En el post de hoy te vamos a enseñar que es este tipo de enunciado y cuál es la forma más sencilla de confeccionarlos.

¿Qué es la formulación de hipótesis?

Para responder a esta pregunta de forma sencilla primero será necesario entender qué es una hipótesis. Entonces, diremos que una hipótesis es un enunciado o proposición que presume de verdad, aún sin que haya sido comprobada previamente. Al mismo tiempo, suele ser considerada una respuesta o solución a una posible pregunta o problemática. Por lo tanto, podemos decir también que la hipótesis es una suposición, que puede ser verdad o no.

En un proyecto de investigación como lo es el TFM, TFG o la tesis doctoral, la hipótesis corresponde a la respuesta que surge a partir de la pregunta de investigación. Por lo tanto, tu deber como investigador será, a partir de la investigación que lleves a cabo, confirmar esa hipótesis o refutarla.

Otra cosa a tener en cuenta es que todas las suposiciones, cualquiera sea el tipo de proyecto que estés desarrollando, debe estar basada en conocimientos organizados y sistematizados. Esto se debe a que las hipótesis funcionan como un puente entre lo que ya se conoce sobre dicha problemática y lo que se busca conocer o comprobar. Por lo tanto, con su postulación se desarrolla un trabajo de investigación a partir de la recolección de datos, siguiendo diversas técnicas y metodologías.

Entonces, para confirmar o negar esta formulación, deberás fundamentar tu proyecto con un marco teórico sólido y blindado, capaz de soportar cualquier prueba. De igual forma, tienes que justificar dicha hipótesis, para ello tendrás que reunir la mayor cantidad de datos que faciliten la fundamentación del postulado que rige tu trabajo.

¿Cuál es la función de una hipótesis?

Debes imaginarte a la hipótesis de tu TFM como una meta de llegada. Es decir, este postulado es lo que pretendes comprobar para que tu proyecto de investigación tenga razón de ser. De igual forma, bajo ningún concepto debes confundir la hipótesis con los objetivos del trabajo.

👉 Si quieres saber más sobre los objetivos del TFM y cómo se componen, visita este enlace.

Entonces, debes considerar a este postulado como una especie de guía que señala el camino de nuestra investigación y nos mostrará qué estamos intentando comprobar con nuestro trabajo.

Al mismo tiempo, a partir de este enunciado es que intentamos establecer las relaciones existentes entre los fenómenos observados y las variables que influyen en ellos. Para ello, debes encontrar apoyo en los conocimientos previos que se tienen sobre el objeto de estudio de nuestro escrito. De esta forma, la hipótesis del trabajo tendrá sentido.

Otra de las funciones de estos postulados es la de plantear explicaciones tentativas sobre el motivo por el cual se produce la problemática estudiada. Así mismo, a partir de la hipótesis se busca implementar posibles soluciones a dicho problema.

Al mismo tiempo, estos postulados buscan acercar la teoría con la investigación empírica. En esta misma línea, podría considerarse a la hipótesis como una especie de discusión entre distintos autores, tanto para la comprobación o la refutación del enunciado que rige la investigación.

¿Cómo se formulan las hipótesis de un proyecto de investigación?

La forma más sencilla de establecer la hipótesis de una investigación es sistematizar el proceso creativo. A continuación, veamos los pasos que debes seguir para formular dicho postulado:

hipótesis

1. Realiza una pregunta

El puntapié inicial es hacerte la pregunta que marque el camino de tu proyecto de investigación. Pero, antes de esto, será necesario que conozcas en profundidad la problemática que te interesa estudiar.

Entonces, recomendamos que revises el plan de estudio de tu carrera e identifiques un área temática que sea de tu interés. A partir de esto, comienza con la investigación y confecciona la pregunta que te guiará en el trayecto.

2. Realiza una investigación detallada

Una vez planteada la pregunta inicial deberás comenzar con la búsqueda de información. Estos datos serán los que conformarán el marco teórico de tu proyecto y te permitirán confirmar la validez de la pregunta.

Al mismo tiempo, en este paso debes precisar las variables que serán incorporadas en la hipótesis planteada. Por lo tanto, será necesario que determines cuál será la metodología que emplearas para obtener los datos estadísticos que te permitirán comprobar o refutar la hipótesis.

3. Formular la hipótesis

Para llegar a esta etapa ya debes haber desarrollado una investigación pormenorizada de la problemática elegida. Por lo tanto, ya debes haber identificado las variables que influyen en el fenómeno que buscas observar y comprobar (o refutar). Al mismo tiempo, en esta etapa, es necesario que ya se encuentre definida de forma concreta la manera en la cual intentaras arribar a la respuesta.

Todos estos factores detallados serán de vital importancia para que la redacción de tu hipótesis se realice de forma correcta y precisa. De esta forma evitarás trabajar sobre un supuesto equivocado o que no pueda ser correctamente precisado.

4. Perfecciona la hipótesis

Es necesario que sometas a un juicio crítico el primer bosquejo de la hipótesis planteada en el paso anterior. Por lo tanto, es necesario que analices detalladamente este postulado al cual llegaste en primera instancia. De esta forma, podrás asegurarte que el enunciado es específico, comprobable e innovador.

Y no te preocupes si luego de exponer la hipótesis al ojo crítico debes cambiarla. El hecho de cambiar y reformular la propuesta, es más común de lo que te imaginas.

¿Necesitas ayuda para formular la hipótesis de tu TFM?

Si te encuentras corto de tiempo o de ideas no te compliques más. En TuTFM tenemos la solución a todos tus problemas universitarios. En todos estos años de actividad hemos reunido a un excelente equipo de profesionales especialistas en redacción académica y formados en múltiples disciplinas. Por lo tanto, no importa qué carrera te encuentres cursando, podemos ayudarte a confeccionar, corregir y/o redactar tu TFM, TFG o tesis doctoral sin problema.

Desde la elección del tema, el planteamiento de la hipótesis, la selección de la metodología de investigación o el procesamiento de los datos, no hay nada que no podamos hacer. También podemos ayudarte a confeccionar el marco teórico y el estado del arte del escrito. Pero, si tu fuerte no es el diseño o tienes dificultad para confeccionar lo que dirás ante el tribunal, podemos hacer por ti la presentación para la defensa del documento.

Te garantizamos un escrito completamente original, único y sin plagio, ya que somos la única academia que cuenta con el soporte de Turnitin.

¡Ponte en contacto con nosotros!

Si quieres saber de qué otras formas podemos ayudarte, no dudes en escribirnos. Puedes contactarnos a través de WhatsApp o completando el formulario web que se encuentra a continuación. A la brevedad, nuestros asesores académicos se pondrán en contacto contigo para confeccionar un presupuesto totalmente gratis y de acuerdo a tus exigencias.

Por tus datos no debes preocuparte, ya que trabajamos bajo las políticas de seguridad más rígidas y exigentes del mercado.

Tu título universitario nunca estuvo tan cerca, nosotros lo hacemos posible. No pienses más en la hipótesis de tu TFM, ¡contáctanos! ¡Nosotros hacemos el proyecto por ti!

Abrir chat
Nos alegra que hayas tomado la decisión. Contamos con los profesionales aptos para tu proyecto. 🤓