Conclusiones de un trabajo académico ¡Aprende hoy a redactarlas!

Los únicos que ofrecemos un informe antiplagio con TURNITIN


Conclusiones de un trabajo

¿Cómo escribir las conclusiones de un trabajo académico?

Nada dura para siempre. Todo concluye, incluso ese texto cuya escritura te parece interminable. Descubre aquí cómo realizar las conclusiones de un trabajo académico. Así, a la hora de escribir una conclusión, tendrás la preparación necesaria para dejarlas, rápidamente, atrás.

Conclusiones de un trabajo

La conclusión de un escrito académico es el segmento que se ocupa de darle un cierre.

¿A qué nos referimos con esto? A que las conclusiones permiten que el texto en general quede armado como un “todo” en la mente del lector. 

En ellas se presentan los distintos fragmentos del documento, explicitando la lógica que atraviesa su organización. Deben mostrar cómo la totalidad del texto se orientó a responder una pregunta, problema o hipótesis de investigación. Asimismo, se supone que la respuesta en cuestión queda estipulada.

Por otra parte, en una investigación, las conclusiones refieren a las premisas que se alcanzan tras el análisis de sus resultados. Es decir, en textos que exponen investigaciones, una conclusión genera que se comprenda mejor la interpretación que el autor da a los datos obtenidos. 

Conclusiones de un trabajo

En ambos casos, el objetivo es no repetir exactamente lo mismo que se puede leer en el resto del documento. Las conclusiones de un trabajo académico deben, en cierta forma, reformular reflexiva, relacional y sintéticamente lo escrito.

¿Qué deben tener las conclusiones de un trabajo?

Una conclusión debe respetar ciertos requisitos. Primeramente, en tanto es parte del total del documento, el estilo de redacción debe conservar la objetividad.

La conclusión debe recuperar de manera sintética y coherente las ideas y conceptos principales que se han desarrollado. Es fundamental no incluir en las conclusiones elementos ausentes del resto del trabajo, ya se trate de conceptos, de resultados o de bibliografía.

Se debe retomar la hipótesis inicial, o el problema del trabajo, y reseñar cómo se ha buscado resolverlo. Seguidamente, se deben describir los pasos realizados en la investigación (si la hubo) y los resultados obtenidos. Además, deben consignarse los aspectos del trabajo que tienen mayor relevancia, así como los que no han sido tratados en profundidad.

Finalmente, suele incluirse una suerte de breve reflexión sobre el trabajo, cuya propia conclusión permita resaltar cómo los distintos elementos del escrito se entrelazan.

Tipos de conclusiones para trabajos académicos

No existe un único formato para las conclusiones de trabajos académicos. Dependiendo del tipo de trabajo, puedes optar por uno u otro. Recuerda que todas ellas deben amoldarse a los cánones de la redacción académica. En otras palabras, mantener un tono objetivo y estar justificadas (o ser justificables).

Algunos modelos de conclusiones de trabajos académicos son:

  • De recomendación: Ofrece una reflexión sobre la manera en que se realizó la investigación expuesta (de haber una) o del problema trabajado. De esta, se derivarán (siempre dentro de la conclusión) recomendaciones sobre cómo abordar o considerar un tema.
  • De resumen: Presenta una recapitulación de los puntos claves, para luego condensarlos en vistas del total del trabajo.
  • Personal: Pese a transmitir la perspectiva del autor, no equivale a una mera opinión subjetiva, en tanto puede ser fundamentada. Los postulados de este tipo de conclusiones son comprobables y, por lo tanto, objetivamente válidos.
  • Lógica-formal: Recupera las premisas trabajadas, y especifica cómo se las puede comprobar mediante métodos de razonamiento clásicos.
  • Teórica: Propone futuras ampliaciones del trabajo realizado, en base a la profundización en nuevos conocimientos. En consecuencia, permite que se resalte la importancia adjudicada al tema o problema de investigación.

En todo caso, la adopción de estos modelos no debe causar que se esquive el objetivo principal de toda conclusión de un trabajo: finalizarlo.

¿Cómo escribir las conclusiones de tus trabajos?

No es necesario decirlo (pero lo decimos igual): para redactar la conclusión de un trabajo académico el primer paso es sentarse y escribir. 

¿Escribir qué? Haz un listado de aquellos puntos y ejes centrales para tu trabajo. Incluye los resultados que alcanzaste y tu análisis de ellos. Luego, establece cómo los ítems de tu lista se relacionan entre sí. Si lo prefieres, puedes armar un mapa conceptual con ellos para tenerlo claro.

Acto seguido, descansa, deja que tu cerebro se airee. Cuando sientas que tu lucidez ha alcanzado un pico, lee el cuerpo de tu trabajo. Ve añadiendo notas y modificaciones a tu listado o mapa.

En base a esto, haz un primer borrador de las conclusiones de tu trabajo. Intenta que sea breve y conciso, sin exagerar. Si no lo logras, no te preocupes ¡más adelante lo corregirás! Vuelve a descansar.

Conclusiones de un trabajo

Una vez que tu cerebro se haya recuperado, relee el trabajo e incluye, en esta lectura, el borrador de la conclusión. Haz los cambios que creas necesarios y, de un momento a otro, habrás terminado con las conclusiones de tu trabajo.

¿Problemas para escribir las conclusiones de tu trabajo académico?

Debes escribir las conclusiones de tu trabajo académico, pero no dejas de procrastinar esa tarea. No es una pregunta: es un hecho. Todos alguna vez estuvimos en ese lugar.

Quizás sea por causas tan directas como la falta de tiempo, o generales, como el miedo a cerrar etapas. Tal vez, simplemente no tienes la energía suficiente para hacerlo después de redactar el resto del trabajo.

Claro que hay un problema (y no es menor). Las conclusiones son parte de la estructura de un trabajo académico. Por lo tanto, sin ellas, no tendrás tu trabajo terminado, con todo lo que esto implica.

Lo creas o no, hay una solución para esos momentos donde los trabajos académicos se vuelven una historia sin fin: nosotros, Tu TFM.

Te ayudamos a concluir tus trabajos académicos

Cuando no puedas ver la luz al final del túnel, abrimos un boquete que te ilumine el día. En Tu TFM nuestra meta es acompañarte en la redacción de tus trabajos académicos, desde sus orígenes hasta su conclusión. 

Brindamos una amplia gama de servicios que se adaptan a tus necesidades. Ya sea que necesites elegir el tema de una investigación, o únicamente redactar las conclusiones de un trabajo y corregirlo, podemos ayudarte.

Damos presupuestos personalizados, dependiendo de los requisitos de tu trabajo. Además, trabajamos por entregas programadas de antemano, de manera que puedas introducir las modificaciones que desees y recibir tu trabajo terminado en tiempo y forma.

Empleamos a profesionales de áreas diversas, más allá de la redacción académica. Por lo tanto, no asignamos un proyecto recibido más que a aquellos de quienes sabemos que pueden llevarlos adelante del mejor modo. Por si esto fuera poco, contamos con Turnitin, uno de los mejores detectores de plagio existentes. Así, podremos garantizarte un trabajo de calidad, completamente original.

Contáctanos por WhatsApp 

Si tienes alguna duda en relación a nuestros servicios que te gustaría despejar, puedes hacerlo comunicándote de manera directa por WhatsApp con uno de nuestros asesores. Por este medio, seremos capaces de darte rápidamente la respuesta que necesitas.

También a través del formulario

Por el contrario, puedes preferir que nosotros nos pongamos en contacto contigo. En ese caso, solo debes llenar el formulario que verás a continuación. Complétalo con tus datos, así como con los detalles de los servicios que requieres (en los comentarios). Un asesor que sea especialista en tu carrera te llamará para darte la información que buscabas. Asimismo, podrán cotizar un servicio que se adecúe a los requisitos de tu proyecto.

No dejes tus trabajos sin finalizar. ¡En Tu TFM les damos la conclusión que merecen!

Descarga gratis nuestro ebook: ¿Cómo hacer tu TFG?
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Tu TFM
Hola, ¿En qué podemos ayudarte?