máster resolución de conflictos

¿Cómo hacer el TFM del Máster en Resolución de Conflictos y Mediación?

Los hechos son claros: cursaste un Máster Universitario en Resolución de Conflictos y Mediación y está por comenzar con su TFM. ¡Enhorabuena! Sin embargo, ahora te enfrentas al primero de los conflictos que deberás resolver con tu carrera: cómo hacer tu trabajo final. Sigue leyendo, pues en este post te damos todos los trucos.

TFM del Máster en Resolución de Conflictos: los puntos claves

Como bien sabrás, todo máster está orientado a la práctica profesional y a la aplicación concreta de los saberes adquiridos. Por lo tanto, es fundamental que tu trabajo final del Máster en Resolución y Mediación de Conflictos replique este carácter.

A diferencia de una tesis doctoral o algunos TFG, un trabajo de este tipo resulta más “práctico”. Así, por ejemplo, si trabaja con cuestiones teóricas lo hará (generalmente) en vistas de su actualización. De este modo, resultaría conveniente que diseñases tu TFM buscando que:

  • Trabaje con problemáticas con las que te has encontrado en tu vida laboral (o en las prácticas profesionales que, por lo general, el máster ofrece).
  • Se articule sobre la resolución o la mediación de un conflicto específico.
  • La elección de su temática se justifique en tanto se relaciona con tu campo profesional.

máster universitario resolución de conflictos y mediación

En consecuencia, a la hora de planear tu TFM, es conveniente que consideres para qué capacita un Máster Universitario en Resolución de Conflictos y Mediación. Por lo pronto, tu titulación te habilitará para dirimir conflictos, de manera presencial y online, en los ámbitos:

  • Comunitario
  • Familiar
  • Escolar
  • Penal
  • Sanitario
  • Internacional
  • Organizacional-Empresarial

Procura, entonces, que tu trabajo final de Máster en Resolución de Conflictos y Mediación sea consecuente con lo que has estudiado y tu salida laboral. Es dentro de sus ámbitos de aplicación donde, ciertamente, podrás encontrar la temática de tu proyecto.

El tema de tu TFM en Resolución de Conflictos y Mediación

Como mencionamos arriba, un máster se orienta a la aplicación práctica de los saberes adquiridos. Por consiguiente, con tu TFM debes probar que estás capacitado para ello y, un punto clave para hacerlo, es escoger el tema adecuado para tu proyecto.

Seleccionar el tema del trabajo final de tu Máster Universitario y Resolución de Conflictos y Mediación es el primer y más importante paso de tu TFM. De él depende el resto de tu proyecto, desde el tipo de TFM que harás y los objetivos que sigues, hasta su marco teórico-conceptual.

¿Cómo escoger el tema del TFM en Resolución de Conflictos?

Si tienes dificultades para elegir el tema del TFM de tu Máster en Mediación y Resolución de Conflictos hay algunos pasos que puedes seguir:

  • Revisa tu plan de estudios. Si escoges una temática que haya llamado tu atención mientras cursabas el máster, probarás que has incorporado activamente los saberes impartidos. Además, tendrás ya una base teórica de la que partir.
  • Investiga en repositorios académicos. Indaga en bases de datos universitarias acerca de qué suelen tratar los TFM del Máster en Resolución de Conflictos. Así sabrás cuáles temáticas han sido trabajadas y cuáles quedan por investigar.
  • Recurre a tus prácticas profesionales. En el caso de que te quedes sin ideas, repasa tu experiencia en las prácticas laborales que realizaste y utilízala como disparador. ¿Cuáles casos te marcaron? ¿Qué cuestiones llamaron tu atención? ¿Hubo algo que te hubiera gustado cambiar?
  • Déjate aconsejar por un profesional. Siempre resulta de ayuda conversar con un experto en Mediación y Resolución de Conflictos para tener una segunda opinión sobre qué tema tratar en tu TFM.

máster resolución de conflictos

Estructura del TFM de tu Máster en Resolución de Conflictos

Cuando realices tu trabajo final del Máster Universitario en Mediación y Resolución de Conflictos, verás que uno de sus requisitos es seguir una estructura específica. Si bien las partes de los TFM cambian un poco dependiendo del tipo de proyecto que se realice, en general cuentan con las siguientes secciones:

  • Portada (con los datos del trabajo), resumen, agradecimientos e índice del TFM.
  • Una introducción donde justifiques el tema y la problemática de tu trabajo y presentes cómo será el proyecto.
  • Objetivos (el general y los específicos) de tu TFM.
  • El estado del arte del tema (aquellos estudios ya realizados sobre la temática del TFM de tu Máster en Resolución y Mediación de Conflictos).
  • Marco teórico-conceptual (el andamiaje teórico del proyecto).
  • La metodología que seguirá tu trabajo (cómo se hará para cumplir con los objetivos propuestos: los métodos y valoraciones involucrados).
  • Desarrollo del proyecto, así como los resultados alcanzados.
  • Una conclusión que dé cierre al TFM de tu Máster Universitario en Resolución de Conflictos y Mediación.
  • Listado bibliográfico de las fuentes utilizadas en el proyecto, cuyas referencias sigan una normativa específica. De haberlos, va seguido por un anexo.

¿Problemas con tu TFM?

El tiempo no te alcanza, trabajas el día entero y los fines de semana tu familia te reclama. Para peor, tienes preguntas que no te dejan avanzar con tu proyecto y tu tutor, desde hace unas semanas, no se encuentra disponible. 

Las semanas pasan, sin cuidarse de ti, y la fecha para la próxima entrega de tu trabajo se acerca. Lo único que quieres es sentarte a redactar ese TFM que tienes en la cabeza, pero simplemente no puedes y eso está arruinando tus días.

Como casi-graduado de un Máster Universitario en Mediación y Resolución de Conflictos, sabrás bien que hay situaciones en las que una tercera parte debe intervenir. Por eso, cuando tu relación con tu TFM se vuelva insostenible, escoge tu mejor opción: contáctanos.

Finaliza tu Máster en Mediación y Resolución de Conflictos

Una vez que tengas tu titulación, podrás dedicarte oficialmente a solucionar conflictos. Nosotros hacemos algo parecido. Somos TuTFM, una empresa dedicada a la realización integral de proyectos académicos. Podemos ocuparnos de todo lo que el trabajo final de tu Máster Universitario en Resolución y Mediación de Conflictos necesite.

máster resolución de conflictos

Contamos con un amplio equipo de profesionales, expertos en todas las áreas temáticas. Por partes o de principio a fin, te acompañamos en la realización tu TFM, garantizándote un trabajo de calidad y 100 % original. Desde la elección del tema del proyecto, hasta el diseño de la presentación para su defensa, ¡estamos contigo!

Brindamos servicios de redacción y corrección de trabajos universitarios, así como de asesorías individuales destinadas a resolver todas las dudas que tu TFM pueda generar. Nos manejamos por entregas parciales, de modo que puedas acceder rápidamente a cada avance de tu proyecto.

Tu presupuesto, sin costo

Como cada proyecto es único, lo cotizamos en base a sus requisitos. ¿Te gustaría conocer, de forma sencilla y gratuita, un presupuesto personalizado a tus trabajos? Entonces completa el formulario que verás a continuación con tus datos y, en los comentarios, los detalles del servicio que necesitas. Nuestros asesores te contactarán para darte la información que buscas y responder todas las preguntas que puedas tener.

¡No te quedes con dudas!

Si quieres saber más sobre nuestros servicios, puedes escribirnos a través de WhatsApp. De este modo, podremos responderte a la mayor brevedad.

Descarga gratis nuestro ebook: ¿Cómo hacer tu TFG?
Como hacer resumen

¿Cómo hacer el resumen para la defensa de tu TFM?

Llegará un momento en que presentes ese TFM que tanto te costó ante un tribunal. Pero, aunque puedas recitar todas las canciones de tu artista favorito, para la universidad, tienes la memoria de Doris. Aprende aquí cómo hacer un resumen con el que estudiar para la defensa de tu TFM y recibir, finalmente, tu título de máster.

Estudiar para la defensa de tu TFM

Si bien no presentarás tu TFM de cabo a rabo ante un tribunal, deberás tenerlo lo suficientemente estudiado para responder a todas las preguntas que te hagan. Y los TFM suelen tener una extensión considerable, cosa que plantea un problema a la hora de recordar su contenido. A menos, claro está, que seas uno de esos pocos afortunados que poseen una memoria eidética o fotográfica y no necesite hacer un resumen para estudiar.

Leer tamaña cantidad de páginas hasta interiorizarlas, mientras se memoriza un guion que difiere poco de ellas, no deja de ser complejo. Después de todo, corres el riesgo de confundirte y presentar al tribunal partes irrelevantes de tu TFM. O, también, de no poder responder al jurado cuando te pregunten sobre segmentos de tu TFM que leíste veinte veces, pero solo por encima.

Es terriblemente difícil de por sí, sin considerar que no siempre se tiene el tiempo necesario para leer tu TFM una y otra vez. Tiempo que, para peor, terminará perdiéndose si, por ahorrarlo, no te tomas un descanso y lees y lees hasta que tu cerebro se apaga y deja de aprender.

¿Por qué hacer un resumen?

Cada quien tiene sus técnicas favoritas de mnemotecnia. Sin embargo, dada la extensión de los TFM, un resumen resulta la forma más coherente de estudiarlo sin dejar nada relevante por fuera. 

Además de permitir que se desarrollen (hasta cierto punto) los fragmentos resumidos, hacer un resumen conlleva una reflexión crítica sobre el texto resumido. La selección de ideas, y su reformulación de manera sintética producen una suerte de “estudio activo” que propicia la internalización de contenidos.

Como hacer resumen, defensa tfm

¿Por qué hacer un resumen, entonces? Pues porque escribir un resumen es un método de estudio con el que, simultáneamente, se produce una herramienta para proseguir con, y reforzar, lo aprendido. Una herramienta que, además, permite interiorizar textos extensos sin que la atención divague y el tiempo, indefectiblemente, se pierda.

Objetivos de un resumen

Lo que debe buscarse al hacer un resumen es reformular con palabras propias el texto a estudiar. El objetivo, antes que repetir lo estudiado como un loro, es que a través de su lectura se comprenda profundamente el trabajo original. 

Un resumen explica lo resumido, en vez de replicarlo. En consecuencia, los términos del original deben escribirse de modo que resulten fáciles de recordar para quien estudia. Debe hacerse una excepción en los casos donde la memorización del nombre exacto de un término sea requerida. No querrás, por ejemplo, que te pregunten sobre la aplicación del ERTE en tu trabajo y que no sepas responder. Porque, gracias al resumen que escribiste, no recuerdas qué significa ERTE, pero sí cómo incide en tu proyecto la “suspensión temporal de empleados en situaciones adversas”.

Aun así, para facilitar la mentada comprensión debes escribir un resumen sintético y conciso, libre de todo lo que pueda resultar accesorio. La información debe presentarse simplificada y organizada de manera coherente y relacional, siguiendo una lógica reconocible. Es recomendable que la estructura del resumen vaya de lo general a lo específico.

¿Cómo hacer el resumen de tu TFM?

A la hora de escribir un resumen, hay una serie de pasos a seguir.

En primer lugar, debes leer el texto que quieres resumir y asegurarte de comprenderlo. Si no sabes cuáles son los puntos claves del original, ni qué es lo que busca transmitir, terminarás haciendo tu resumen al azar. Y un buen resumen poco tiene de azaroso.

Seguidamente, para hacer un resumen, debes identificar cuáles son las ideas principales del texto, cuáles las secundarias y qué es accesorio en él. Una vez que las tengas seleccionadas, transcríbelas. Intenta que no queden sueltas; organízalas de manera que formen un texto coherente.

Utilizando estas notas, redacta luego el resumen, utilizando tus palabras y simplificando aquellas secciones más difíciles de comprender. Así, tendrás bien frescos los conceptos de tu trabajo a la hora de la defensa de tu TFM.

Deberás leer y releer algunas veces tu resumen, para comprobar que presente toda la información relevante de tu TFM. Modifica lo que debas cambiar. 

Ten en cuenta al hacer tu resumen, que es recomendable que su extensión no sobrepase el 25 % de la del original. Es decir, si tu TFM tiene una extensión de 80 páginas, el resumen no debe superar las 20.

Condiciones para escribir un resumen

Es esencial que, a la hora de hacer el resumen de tu TFM y de estudiarlo, cuentes con la tranquilidad y el tiempo suficientes. Por no hablar de que debes querer realizarlo

Un buen resumen no puede escribirse, ni interiorizarse, en pocos minutos. Es, en verdad, una tarea tan exigente en lo mental como la redacción de un TFM entero.

Como hacer resumen

Hablemos en serio, ahora. Figúrate que acabas de entregar tu TFM y debes empezar a estudiarlo. Estás agotado por todo el tiempo que tardaste en redactar tu TFM, harto del tema de tu trabajo y de la universidad. Preferirías desarrollar cáncer de piel por asolearte en una playa, perder la vista frente a la TV, o romperte una pierna esquiando que sentarte a estudiar una hora más.

¿Quieres llorar? No: lloras ya, porque hacer un resumen (y aprenderlo) es tu única opción para aprobar la defensa de tu TFM y poder olvidarte del asunto.

No vamos a aconsejarte que dejes de escribir el resumen de tu TFM, no cuando acabamos de contarte las bondades de este método de estudio. Haremos algo mejor.

Te damos lo que necesitas para escribir tu resumen

Como habrás escuchado a menudo, es mejor prevenir que curar. Nosotros no podemos memorizar la presentación de tu TFM ni estudiar tu resumen por ti. Sin embargo, podemos darte el tiempo y la energía necesarios para hacer el resumen que requieres.

Somos Tu TFM, una compañía orientada a ayudarte a llegar a la defensa de tu TFM de la mejor manera posible. Hacer un resumen y estudiar de él no resulta, ni por asomo, tan terrible cuando hayas pasado por las demás etapas de tu TFM sin sufrir.

¿Cuál es nuestra propuesta? Pues bien, estamos capacitados para acompañarte desde la selección del tema de tu TFM hasta la diagramación del apoyo visual con el que lo presentarás. Te encuentres en la etapa que sea, podemos cubrir tus necesidades: redacción, asesorías, corrección, control de plagio. ¿Necesitas algo más? ¡Ponnos a prueba!

Contamos con un amplio equipo de profesionales en áreas diversas, y asignamos a cada uno de ellos el proyecto que más se adecua a sus conocimientos. De este modo, podrás tener la seguridad de que harás tu resumen en base a un TFM de calidad.

Nuestros servicios, además, incluyen el uso de Turnitin, uno de los mejores detectores de plagio que pueden encontrarse en el mercado. Podemos garantizarte, por lo tanto, el original del que escribirás un resumen será enteramente original.

Trabajamos por entregas que supervisarás, de manera que siempre seas parte del proyecto y que puedan aplicarse a tiempo los cambios que sean necesarios. 

Contáctanos por WhatsApp 

Si tienes dudas respecto de nuestros servicios, puedes despejarlas al comunicarte directamente con nuestros asesores por WhatsApp. Por este medio, podremos responder con rapidez a tus preguntas.

También a través del formulario

Asimismo, si WhatsApp no es lo tuyo y prefieres que te llamemos, lo único que debes hacer es llenar el formulario que verás a continuación. Pon tus datos, así como los detalles del servicio que necesitarías (en los comentarios). Uno de nuestros asesores, que sea especialista en tu carrera, te llamará, a fin de proveerte con la información que requieras y cotizar un servicio ajustado a las exigencias de tu trabajo.

¡Obtén con Tu TFM todo lo que necesitas para hacer tu resumen! ¡Vence con nosotros a tu Doris interna!

Descarga gratis nuestro ebook: ¿Cómo hacer tu TFG?
Conclusiones de un trabajo

¿Cómo escribir las conclusiones de un trabajo académico?

Nada dura para siempre. Todo concluye, incluso ese texto cuya escritura te parece interminable. Descubre aquí cómo realizar las conclusiones de un trabajo académico. Así, a la hora de escribir una conclusión, tendrás la preparación necesaria para dejarlas, rápidamente, atrás.

Conclusiones de un trabajo

La conclusión de un escrito académico es el segmento que se ocupa de darle un cierre.

¿A qué nos referimos con esto? A que las conclusiones permiten que el texto en general quede armado como un “todo” en la mente del lector. 

En ellas se presentan los distintos fragmentos del documento, explicitando la lógica que atraviesa su organización. Deben mostrar cómo la totalidad del texto se orientó a responder una pregunta, problema o hipótesis de investigación. Asimismo, se supone que la respuesta en cuestión queda estipulada.

Por otra parte, en una investigación, las conclusiones refieren a las premisas que se alcanzan tras el análisis de sus resultados. Es decir, en textos que exponen investigaciones, una conclusión genera que se comprenda mejor la interpretación que el autor da a los datos obtenidos. 

Conclusiones de un trabajo

En ambos casos, el objetivo es no repetir exactamente lo mismo que se puede leer en el resto del documento. Las conclusiones de un trabajo académico deben, en cierta forma, reformular reflexiva, relacional y sintéticamente lo escrito.

¿Qué deben tener las conclusiones de un trabajo?

Una conclusión debe respetar ciertos requisitos. Primeramente, en tanto es parte del total del documento, el estilo de redacción debe conservar la objetividad.

La conclusión debe recuperar de manera sintética y coherente las ideas y conceptos principales que se han desarrollado. Es fundamental no incluir en las conclusiones elementos ausentes del resto del trabajo, ya se trate de conceptos, de resultados o de bibliografía.

Se debe retomar la hipótesis inicial, o el problema del trabajo, y reseñar cómo se ha buscado resolverlo. Seguidamente, se deben describir los pasos realizados en la investigación (si la hubo) y los resultados obtenidos. Además, deben consignarse los aspectos del trabajo que tienen mayor relevancia, así como los que no han sido tratados en profundidad.

Finalmente, suele incluirse una suerte de breve reflexión sobre el trabajo, cuya propia conclusión permita resaltar cómo los distintos elementos del escrito se entrelazan.

Tipos de conclusiones para trabajos académicos

No existe un único formato para las conclusiones de trabajos académicos. Dependiendo del tipo de trabajo, puedes optar por uno u otro. Recuerda que todas ellas deben amoldarse a los cánones de la redacción académica. En otras palabras, mantener un tono objetivo y estar justificadas (o ser justificables).

Algunos modelos de conclusiones de trabajos académicos son:

  • De recomendación: Ofrece una reflexión sobre la manera en que se realizó la investigación expuesta (de haber una) o del problema trabajado. De esta, se derivarán (siempre dentro de la conclusión) recomendaciones sobre cómo abordar o considerar un tema.
  • De resumen: Presenta una recapitulación de los puntos claves, para luego condensarlos en vistas del total del trabajo.
  • Personal: Pese a transmitir la perspectiva del autor, no equivale a una mera opinión subjetiva, en tanto puede ser fundamentada. Los postulados de este tipo de conclusiones son comprobables y, por lo tanto, objetivamente válidos.
  • Lógica-formal: Recupera las premisas trabajadas, y especifica cómo se las puede comprobar mediante métodos de razonamiento clásicos.
  • Teórica: Propone futuras ampliaciones del trabajo realizado, en base a la profundización en nuevos conocimientos. En consecuencia, permite que se resalte la importancia adjudicada al tema o problema de investigación.

En todo caso, la adopción de estos modelos no debe causar que se esquive el objetivo principal de toda conclusión de un trabajo: finalizarlo.

¿Cómo escribir las conclusiones de tus trabajos?

No es necesario decirlo (pero lo decimos igual): para redactar la conclusión de un trabajo académico el primer paso es sentarse y escribir. 

¿Escribir qué? Haz un listado de aquellos puntos y ejes centrales para tu trabajo. Incluye los resultados que alcanzaste y tu análisis de ellos. Luego, establece cómo los ítems de tu lista se relacionan entre sí. Si lo prefieres, puedes armar un mapa conceptual con ellos para tenerlo claro.

Acto seguido, descansa, deja que tu cerebro se airee. Cuando sientas que tu lucidez ha alcanzado un pico, lee el cuerpo de tu trabajo. Ve añadiendo notas y modificaciones a tu listado o mapa.

En base a esto, haz un primer borrador de las conclusiones de tu trabajo. Intenta que sea breve y conciso, sin exagerar. Si no lo logras, no te preocupes ¡más adelante lo corregirás! Vuelve a descansar.

Conclusiones de un trabajo

Una vez que tu cerebro se haya recuperado, relee el trabajo e incluye, en esta lectura, el borrador de la conclusión. Haz los cambios que creas necesarios y, de un momento a otro, habrás terminado con las conclusiones de tu trabajo.

¿Problemas para escribir las conclusiones de tu trabajo académico?

Debes escribir las conclusiones de tu trabajo académico, pero no dejas de procrastinar esa tarea. No es una pregunta: es un hecho. Todos alguna vez estuvimos en ese lugar.

Quizás sea por causas tan directas como la falta de tiempo, o generales, como el miedo a cerrar etapas. Tal vez, simplemente no tienes la energía suficiente para hacerlo después de redactar el resto del trabajo.

Claro que hay un problema (y no es menor). Las conclusiones son parte de la estructura de un trabajo académico. Por lo tanto, sin ellas, no tendrás tu trabajo terminado, con todo lo que esto implica.

Lo creas o no, hay una solución para esos momentos donde los trabajos académicos se vuelven una historia sin fin: nosotros, Tu TFM.

Te ayudamos a concluir tus trabajos académicos

Cuando no puedas ver la luz al final del túnel, abrimos un boquete que te ilumine el día. En Tu TFM nuestra meta es acompañarte en la redacción de tus trabajos académicos, desde sus orígenes hasta su conclusión. 

Brindamos una amplia gama de servicios que se adaptan a tus necesidades. Ya sea que necesites elegir el tema de una investigación, o únicamente redactar las conclusiones de un trabajo y corregirlo, podemos ayudarte.

Damos presupuestos personalizados, dependiendo de los requisitos de tu trabajo. Además, trabajamos por entregas programadas de antemano, de manera que puedas introducir las modificaciones que desees y recibir tu trabajo terminado en tiempo y forma.

Empleamos a profesionales de áreas diversas, más allá de la redacción académica. Por lo tanto, no asignamos un proyecto recibido más que a aquellos de quienes sabemos que pueden llevarlos adelante del mejor modo. Por si esto fuera poco, contamos con Turnitin, uno de los mejores detectores de plagio existentes. Así, podremos garantizarte un trabajo de calidad, completamente original.

Contáctanos por WhatsApp 

Si tienes alguna duda en relación a nuestros servicios que te gustaría despejar, puedes hacerlo comunicándote de manera directa por WhatsApp con uno de nuestros asesores. Por este medio, seremos capaces de darte rápidamente la respuesta que necesitas.

También a través del formulario

Por el contrario, puedes preferir que nosotros nos pongamos en contacto contigo. En ese caso, solo debes llenar el formulario que verás a continuación. Complétalo con tus datos, así como con los detalles de los servicios que requieres (en los comentarios). Un asesor que sea especialista en tu carrera te llamará para darte la información que buscabas. Asimismo, podrán cotizar un servicio que se adecúe a los requisitos de tu proyecto.

No dejes tus trabajos sin finalizar. ¡En Tu TFM les damos la conclusión que merecen!

Descarga gratis nuestro ebook: ¿Cómo hacer tu TFG?
hacer tfg

¿Cómo hacer un TFG?

Estás finalizando tu carrera de grado ¡enhorabuena! Es momento, pues, de hacer tu TFG, pero primero, debes saber cómo. Al nivel de estudios en el que estás, se espera que recolectes de manera autónoma el conocimiento que necesitas. Por lo tanto, aquí llegaste, buscando el mejor modo de realizar tu TFG. Estás en el lugar indicado.

Breve descripción de un TFG

Ya sabes cómo es un TFG, pero nunca está de más recordarlo. Un trabajo final de grado (TFG) es la instancia con la que pruebas los conocimientos desarrollados durante el estudio de tu carrera de grado, dándoles un cierre.

Cuenta con dos instancias generales. Primero, la elaboración del trabajo escrito. Seguidamente, su defensa oral ante un tribunal, que puede incluir una ronda de preguntas.

¿Cuáles son los pasos para hacer un TFG?

Al hacer un TFG hay una serie de requisitos que han de cumplirse y que dependen de la institución donde lo realizas. Por ejemplo, el número de créditos que el trabajo implica o que necesitas para comenzar a realizarlo. También pueden referirse a los plazos de entrega y realización, así como a la asignación de tutores.

Sin embargo, hay ciertas dinámicas que se mantienen, a nivel general, para hacer un TFG. Pueden dividirse en tres fases: preparación, realización y presentación.

Dentro de la preparación se encuentran aquellos pasos que debes llevar a cabo antes de sentarte a redactar tu TFG. Refieren tanto a cuestiones burocráticas, como a la diagramación del trabajo.

Entre las primeras, está la lectura del reglamento para la realización de TFG dentro de tu institución. También pueden considerarse el procedimiento de selección de un tutor y el trámite para la aprobación del proyecto de investigación.

La diagramación comprende desde la elección del tema y el problema a analizar, hasta la estipulación de la metodología y objetivos de trabajo. Incluye, asimismo, la búsqueda de información y antecedentes.

La realización de un TFG, por otra parte, abarca la consecución de la investigación que el proyecto postula, y su redacción. Por no hablar de las múltiples correcciones que deben hacerse hasta que el trabajo se considere apto para ser evaluado.

Por último, la presentación del TFG es cuando se defiende, ante un tribunal docente, el trabajo realizado. Como se mencionó arriba, siempre cabe la posibilidad de responder preguntas referidas al proyecto en sí, o a su contenido.

¿Qué tan fácil es hacer un TFG?

Cuando, no tanto tiempo atrás, comenzaste a cursar tu carrera de grado, nunca imaginaste que, quizás, no podrías terminarla. Y, sin embargo, las probabilidades de que no llegues a hacer tu TFG no dejan de aumentar.

Y no será por tu culpa o porque no desees lo suficiente terminar con tu carrera de grado. No es sencillo, hoy en día, hacer un TFG. Quizás hayas pensado que no te costaría demasiado, después de todo, cierra «solo» una primera instancia de educación universitaria. Sin duda te fue un poco amargo descubrir que no era así.

hacer tfg

Hacer un TFG no solo exige una cierta profundidad en la investigación. También implica varias horas invertidas en la realización del trabajo y criterios de evaluación mucho más estrictos.

Cuando se hace un TFG cuesta abajo

Llegará un momento en que no dejarás de decirte que tú puedes, que debes completar tus estudios y hacer tu TFG. Te repetirás que, si durante la semana te es imposible, lo continuarás el próximo fin de semana. Pero el fin de semana llegará y lloverán salidas que, simplemente, no podrás rechazar por quedarte en casa, haciendo tu TFG. 

Entonces, con toda seriedad, determinarás que pasarás todas las tardes de la semana que empieza, trabajando en tu TFG cuando vuelvas de currar. Claro que, como suele suceder, de tu trabajo regresarás con un cerebro inoperante que necesita relajarse con una serie de Netflix o una siesta de horas.

Será ese el momento en que, con un desaliento sin medida, pienses por primera vez en abandonar. Porque sufres, y no elegiste estudiar porque te guste sufrir. Porque, en el fondo, prefieres entregar un buen trabajo y no esa investigación a medias que es lo único que puedes producir.

No es una decisión fácil, ni una agradable de tomar. Renunciar implica que el tiempo que pasaste cursando y los conocimientos que hayas adquirido quedarán (hasta cierto punto) invalidados.

No dejes de hacer tu TFG, ni tu vida en su realización. Obtener tu título de grado, de la mejor manera, es posible.

¿Hacer tu TFG nunca fue tan (im)posible? Tenemos la solución

Estudiaste toda una carrera de grado y, por fin, estás a punto de finalizarla, por muy difícil que sea. Sin duda tienes los conocimientos requeridos para hacer un TFG. Lo único que necesitas es un poco de apoyo para compensar el tiempo y la energía que te faltan. Aquí es donde nosotros entramos en escena.

hacer tfg, carrera de grado

Somos Tu TFM, una agencia dedicada a la redacción de trabajos académicos. Ofrecemos servicios 100 % personalizados y confidenciales. Sabemos lo importante que es para ti presentar tu TFG y nos comprometemos a respetarlo. 

Nuestra modalidad de trabajo es por entregas. Así, estarás presente, supervisando cada avance del proyecto y tendrás la seguridad de que tus preocupaciones y comentarios son tenidos en cuenta al hacer tu TFG.

La calidad y originalidad de nuestros servicios está garantizada. Trabajamos solo con profesionales en temas diversos y utilizamos el detector de plagio Turnitin (uno de los mejores del mercado).

Contáctanos por WhatsApp 

Si te gustaría resolver alguna duda acerca de nuestros servicios, comunícate directamente con uno de nuestros asesores por WhatsApp. De este modo, podremos recibir y responder rápidamente tu consulta.

También a través del formulario

En el caso de que prefieras que nosotros te contactemos, completa el formulario que verás a continuación. Necesitaremos que lo llenes con tus datos y que agregues los detalles de lo que necesitas en los comentarios. Seguidamente, uno de nuestros asesores, especialista en tu carrera, te llamará para brindarte información, así como para cotizar un servicio que se amolde a los requisitos que tenga tu trabajo.

¡No dejes sin hacer tu TFG! ¡Te apoyamos con lo que puedas necesitar!

Descarga gratis nuestro ebook: ¿Cómo hacer tu TFG?
TFG qué es

TFG: ¿Qué es y cuáles son sus características?

¿Te exigen que redactes un TFG y no tienes idea de qué te hablan? Si no sabes qué es un TFG o, al enfrentarte al término «trabajo final de grado», te preguntas a qué se refiere, encontrarás aquí las respuestas que buscas.

TFG: qué es (desglosando las siglas)

TFG es o, más bien, significa, trabajo final de grado. A menos que hayas llegado a esta página por motivos médicos. En ese caso, TFG es el examen de tu tasa de filtración glomerular. Pero no te emociones, si eso era lo que buscabas: este artículo se ocupa de su significado académico, y nada más.

Como sus palabras lo indican, un TFG es un trabajo académico que realizas para finalizar tus estudios de grado y, así, obtener el título que tanto deseas. En consecuencia, deberás poner en juego todos los conocimientos que hayas adquirido durante tus años universitarios, a la hora de redactar tu TFG.

Debe seguir un formato específico a la hora de redactarlo (además, esto debe hacerse en estilo académico). Si bien dependiendo de la carrera en cuestión, las modalidades que el TFG puede adoptar cambian, siempre es, en esencia, un trabajo de investigación

¿Nunca has llevado adelante una investigación y tu TFG no te parece la mejor instancia para, por primera vez, hacerlo? Hay formas de librarte de ese trance, pero luego llegaremos a eso. Sigamos, por el momento, con qué se espera de un trabajo de investigación.

Qué es un trabajo de investigación

Un trabajo de investigación es un proyecto académico que busca estudiar una hipótesis o un problema, formulada sobre un tema específico. Posee, además, una serie de objetivos precisados desde su diagramación, que ha de cumplir. 

Este análisis se realiza a la luz de un marco teórico-conceptual, siguiendo una metodología determinada. Los datos sobre los que se trabaja pueden ser recolectados en el marco de la misma investigación, o bien, desprenderse de un corpus preseleccionado. En ambas oportunidades se debe contar con una base bibliográfica que respalde los postulados realizados y que permita profundizar en el estudio del tema.

Se supone que, una vez que concluida la investigación, se obtendrán resultados que confirmen (o no) la hipótesis estudiada, o una respuesta al problema planteado. 

Qué no es un TFG

Los TFG pueden confundirse con otros trabajos académicos que se presentan para finalizar ciclos de estudio. 

Todos ellos suelen ser trabajos de investigación, que se balancean entre la teoría y el experimento. Sin embargo, hay diferencias entre ellos que van más allá del nivel de estudios que certifican.

En primer lugar, un escalón arriba de los TFG, se encuentran los TFM. ¿Qué son? Son trabajos finales de máster. Resultan similares a los TFG, pero deben presentar una mayor profundidad en sus análisis. Además, se enfocan en el desarrollo profesional de la carrera estudiada. Por lo tanto, deben tener un cierto grado de especialización y aplicabilidad, que no es necesario para los TFG.

Por otra parte, una tesis (doctoral) debe ofrecer una investigación original, en su enfoque o contenido. Es un estudio teórico-experimental sobre un tema específico. Tiene una extensión considerable y requiere de un abordaje muchísimo más profundo y complejo que el de un TFG.

Asimismo, no han de equipararse un TFG y una tesina. Ya sabemos lo que es el primero. La segunda, por su parte, consiste o bien en una revisión bibliográfica o en la descripción de un problema investigado de manera (más o menos) superficial. Su formato es similar al de una monografía. Con ella se busca probar que se accede y maneja un corpus de información referida al tema estudiado.

¿Qué partes tiene un TFG?

Todo TFG presenta una estructura específica, de acuerdo a los requisitos de la carrera para la cual se presenta, y la institución que lo avala. Sin embargo, de manera general, hay ciertos elementos que se mantienen. Ocupan un orden establecido y podrían considerarse dentro de cuatro secciones.

En primer lugar, se tendría la “obertura” del TFG. ¿Qué es esto? Aquellos elementos que pueden ser considerados, hasta cierto punto, accesorios del trabajo (pero, no por ello, dejes de añadirlos). Es decir, su portada, un breve prólogo y agradecimientos, un resumen del TFG y un índice que liste también tablas, figuras y abreviaturas.

Sigue a esto lo que sería el primer acto del trabajo: en se dejan establecidos los lineamientos sobre los que la investigación se desarrollará. Esto se realiza a través de la introducción del TFG, de su marco teórico y bibliográfico, así como de la metodología utilizada.

El segundo acto, es el nudo del trabajo, el momento donde se echa toda la carne en el asador. Se presentan allí los resultados de la investigación, las conclusiones alcanzadas y (de ser necesario) las recomendaciones o el plan de asesoramiento correspondiente.

Por último, cierran el trabajo el listado de la bibliografía, así como y los apéndices de los que el trabajo se sirvió. Si bien estas secciones reducen la intensidad de la lectura, no deben redactarse, por ello, con un grado más de liviandad.

¿Qué implica realizar un TFG?

Ahora bien, conocer qué es un TFG o cuál es su estructura no equivale exactamente a saber cómo llevarlo a cabo.

Dado que un TFG proyecta una investigación sobre cierto tema, saber qué es lo que se quiere estudiar es la condición inicial para su realización.

En consonancia con el tema a investigar, ha de seleccionarse un tutor especializado en el tópico. Su función será brindar la orientación necesaria para la elaboración del trabajo. Dado el carácter institucional del mismo, deberá tratarse (en general) de un docente de la institución educativa concernida.

TFG qué es, trabajo final

Con el apoyo del tutor, la investigación comenzará a llevarse a cabo, una vez que se haya realizado una recolección de material bibliográfico y de datos sobre los que trabajar. Cuando se la considere finalizada, el trabajo se imprimirá y encuadernará para, luego, ser defendido frente a un tribunal docente.

La defensa del TFG (último desafío que superar antes de obtener el título) se realiza de manera oral. Suele estar acompañada de un apoyo visual (PowerPoint o Prezi, por ejemplo). Una ronda de preguntas puede seguir a la exposición del trabajo.

TFG: qué es (recapitulando)

Entonces, en conclusión, ¿qué es un TFG? Es un proyecto en el que múltiples destrezas son puestas en juego para la redacción de un trabajo, presentado y evaluado en formatos diversos. 

Dicho de otra forma: un TFG es un dolor de cabeza gigante. Puedes esperar a que el tiempo, lentamente, te lo quite de encima… O puedes reducir tu sufrimiento con un comprimido que te ayude a pasar más deprisa el trance

Somos Tu TFM y venimos al rescate.

¡Te acompañamos en tu TFG! 

¿Qué es Tu TFM? Nada más ni menos que el analgésico que estabas buscando, para prevenir o curar. ¡Aliviamos las peores migrañas que la realización de un TFG pueda causar!

Tenemos un equipo de profesionales en áreas diversas, capacitados para acompañarte en el proceso de redacción de tu TFG ¡incluyendo la elección de su tema!

Ofrecemos un servicio confidencial y de calidad, cuya originalidad está garantizada mediante el uso del detector de plagio, Turnitin.

Trabajamos por entregas para que seas parte del proceso de redacción y podamos incorporar los cambios que sean necesarios.

Contáctanos por WhatsApp 

Quizás tengas dudas sobre nuestros servicios. Puedes despejarlas comunicándote directamente con nuestros asesores a través de WhatsApp. Por este medio, seremos capaces de responderte a la brevedad. 

También a través del formulario

Por otra parte, si prefieres que te demos un llamado, solo será necesario que llenes el formulario que verás a continuación. Complétalo con tus datos y agrega los detalles referidos al servicio que necesitas, en los comentarios. Uno de nuestros asesores, que esté especializado en tu carrera, se pondrá en contacto contigo y te dará la información que puedas requerir. Además, podrán cotizar un servicio que se adecúe a las necesidades de tu trabajo.

¡No dejes que tu cabeza se parta de dolor por completar tu TFG! ¡Libérate de las migrañas con Tu TFM!

Descarga gratis nuestro ebook: ¿Cómo hacer tu TFG?
Introducción de un trabajo

¿Cómo hacer la introducción de un trabajo de investigación?

Siempre es más difícil dar el primer paso. Por eso, escribir la introducción de un trabajo académico puede parecerte imposible ¡con toda justificación! Encuentra en este post los trucos para comenzar a redactar ese trabajo de investigación que tienes ya planificado, pero no consigues empezar.

¿Qué es, y qué debe tener la introducción de un trabajo académico?

La introducción de un trabajo es aquel segmento que sigue al resumen del texto, en el caso de que lo haya. Como su nombre lo dice, este fragmento “introduce” al lector en el documento, en más de un sentido.

Con la introducción, al autor se le presenta una primera oportunidad de dirigirse a su público. Dependiendo del texto académico y del tipo de investigación en cuestión, el modelo que deberá seguir una introducción varía. Sin embargo, hay ciertos componentes que se deben mantener.

¿Qué incluye la introducción de un trabajo?

Si tomamos el término “introducir” en el sentido de “establecer”, la introducción de un trabajo presenta al lector una primera impresión de los contenidos del documento. En otras palabras, una introducción se ocupa de fijar cómo será el trabajo del que es comienzo.

Por lo tanto, este segmento debe mencionar de manera clara y concisa cuáles son:

  • El tema del trabajo y el problema a investigar.
  • Cuáles son los objetivos del trabajo.
  • Las justificaciones que guían el proyecto.
  • El marco teórico contemplado.
  • La metodología empleada, así como el corpus o la población investigada.
  • Los documentos consultados, o los que sean parte del estado del arte.

El orden de estos componentes puede variar. Sin embargo (a menos que en los requisitos del escrito se especifique lo contrario) te recomendamos que no dejes de incluirlos.

La introducción de un trabajo debe buscar que quien lo lea adquiera las bases necesarias para abordar el proyecto de investigación, desarrollado en el texto. Por lo tanto, lo ideal es que, con solo leerla, se pueda tener una idea general de la estructura y el contenido del trabajo.

Específicamente, la introducción ofrece un paneo del trabajo que se leerá. En consecuencia, es imperativo que no se desarrollen los elementos del trabajo más allá del mínimo necesario. Luego se los expandirá en sus correspondientes secciones, dentro del cuerpo textual, con lo que sería redundante.

¿Cómo modificar la introducción de un trabajo?

Mencionamos más arriba que, dependiendo del tipo de texto académico que escribas, podrás modificar la estructura de su introducción. No sólo en lo que refiere a los componentes del documento que habrás de reseñar, sino también en su presentación.

Ten en cuenta que los elementos de un proyecto de investigación se relacionan de manera orgánica. Por lo tanto, sobre cada uno de estos ejes podrás expandirte a los restantes componentes de la introducción.

Algunas variaciones sobre la introducción de tu trabajo académico

En investigaciones realizadas a partir de trabajos de campo propios, una posibilidad es que la introducción se escriba presentando la perspectiva del autor. Compartir la experiencia personal no solo brinda validez al escrito, sino que presenta al lector la mentalidad desde la que se produjo el texto.

Cuando falte lo experiencial, la perspectiva que guio el desarrollo del proyecto de investigación puede estar sustentada mediante argumentos elaborados con esa finalidad. También se deberá argumentar a favor de la importancia aducida al tema, en tanto presentar el propio interés en él no será una opción que la valide.

Por otra parte, el trabajo puede ser introducido desde una reseña histórica del tema investigado, o desde un abordaje temático que progresivamente se especifique. Los restantes elementos de la introducción habrán de figurar a continuación, de manera en extremo sintética.

El desarrollo del tema permite justificar la importancia que se le otorga. Asimismo, introduce al lector en las problemáticas que lo atraviesan y el enfoque que se le dará. De este modo, resulta ideal cuando se estudie temas poco conocidos o de los que se quiere destacar un aspecto en particular.

Si el tema es atípico, otra opción es hacer foco en los conceptos trabajados y presentarlos en la introducción, a la manera de un glosario. Así, se podrá desembocar en la introducción del tema en general, y derivar a las restantes partes de la introducción.

Una última opción para variar en el esquema sobre el cual desarrollar la introducción de un trabajo, es priorizar la metodología utilizada. Esto refiere tanto al tipo de trabajo, como a los medios por los cuales se llevó adelante la investigación.

Lo que debes lograr (o buscar) con la introducción de tu trabajo

Sin querer queriendo, hemos desarrollado en el apartado anterior cuál será el primer objetivo de toda introducción: presentar al lector el trabajo que leerá.

Por una parte, tal presentación comprende la reseña de los elementos sobre los que el escrito se desarrolla. Por otra, su posición dentro de los marcos generales del tema y la teoría con las que trabaja.

Al contrario, de tomarse a “introducir” con el sentido de “meter adentro”, la introducción a un trabajo, se obtiene su segunda finalidad.

La introducción debe, literalmente, introducir al lector en el trabajo: impulsarlo a leerlo, engancharlo. Al igual que una trampa bien diseñada, debe hacer que quien lo lea se encaje en el trabajo, sin poder dejarlo hasta el final. 

No debes nunca olvidar que una introducción constituye una de las primeras impresiones de tu proyecto. Son estas (y no las que surjan a medio camino) las que determinarán la predisposición de sus lectores hacia él.

Cómo comenzar a redactar la introducción de un trabajo académico

No presupongas que la introducción debe ser lo primero que escribas de tu trabajo. Tampoco que, una vez escrita, nunca la modificarás. Si tienes dificultades a la hora de sentarte a redactar la introducción de tu trabajo académico, aquí hay algunos trucos que puedes implementar:

  • Trabaja sobre lo que ya tienes. Un primer borrador de tu introducción puede ser el boceto que hagas del esquema de tu trabajo de investigación, incluso si es tan solo un diagrama con palabras sueltas.
  • Intenta explicar tu trabajo a alguien que no sepa nada de él. Imagina que presentas de manera simple y concisa tu proyecto de investigación. Si lo pones por escrito, tendrás el esqueleto de tu introducción.
  • Déjala para el final. Tu introducción puede servir para guiarte a medida que avanzas con tu trabajo. Sin embargo, si no sabes cómo redactarla no dejes que trabe tu escritura. Prioriza la continuación de tu trabajo. Las ideas necesitan aire para surgir. 

Estratagemas que no son 4 x 4

A la hora de redactar un trabajo académico, son demasiados los factores que inciden en su desarrollo. Aquellos que lo apresuran, son particulares para cada quien. Sobre los que lo dificultan, podemos adivinar algunos: 

  • Tus tiempos, que cada año se acortan un poco más. 
  • Las obligaciones que se adueñan del flujo de tus pensamientos y hacen que sospeches que tienes TDAH. 
  • El calentamiento global, que te preocupa y, además, te obliga a soñar con un viaje al Polo Sur o a la playa. 
  • Tu tutor, que no puede estar a tu entera disposición (porque, bueno, también es humano).
  • La vida social que, para no perder la cordura, te es imposible abandonar.
  • El agotamiento crónico que sufres desde que entraste a estudiar (y ni hablar de si trabajas y estudias a la vez).

Ya te dimos algunos trucos para empezar a redactar la introducción de tu trabajo de investigación. Lamentamos decirte que no son suficientes para cubrir todas las situaciones que pueden impedirte terminarla, apenas los bloqueos.

Introducción de un trabajo

Sin embargo, no desesperes: hay una solución que tenemos y que sí se adapta a la mayoría de las dificultades que puedan surgirte a la hora de redactar la introducción de un trabajo de investigación y más.

Te ayudamos a terminar tu trabajo académico

Si debes entregar un trabajo de investigación que, pese a todos tus deseos, no puedes redactar, en Tu TFM estamos preparados para cubrir tus necesidades.

Somos una empresa dedicada a la redacción de textos académicos. Nuestros profesionales son especialistas en áreas diversas, de manera que cada uno se ocupe de los trabajos cuyos temas mejor conoce.

Ofrecemos un servicio de calidad, enteramente confidencial y libre de plagio, gracias al uso de Turnitin (de los mejores sistemas de control de plagio existentes).

Trabajamos, además, por entregas, a fin de asegurarnos tu conformidad con el proceso de redacción.

Contáctanos por WhatsApp 

¿Necesitas despejar alguna duda sobre nuestros servicios? Comunícate directamente con uno de nuestros asesores por WhatsApp para resolverlas. Podremos responderte a la brevedad a través de este medio.

También a través del formulario

Otra opción es que nosotros te llamemos. Lo único que deberás hacer es llenar el formulario que verás a continuación. Complétalo con tus datos y añade en los comentarios los detalles de los servicios que necesitas. Se comunicará contigo un asesor especialista en tu carrera, a fin de darte la información que requieras y de cotizar un servicio personalizado, a partir de los requisitos de tu trabajo.

Descarga gratis nuestro ebook: ¿Cómo hacer tu TFG?
Comprar tfg

Te damos las razones por las cuales sí debes comprar tu TFG

¿Es imposible que realices tu trabajo final de grado? Comprar tu TFG siempre es una opción. Solo tienes que animarte a hacerlo. Te recordamos aquí algunas de las razones por las cuáles comprar tu proyecto académico es, más que nada, una necesidad

¿Por qué comprar tu TFG?

No llegaste aquí por casualidad (y lo sabes). Una necesidad específica guió tus pasos a través de la fina red de internet hasta este post, donde esperas encontrar una solución.

Lo primero es lo primero: comprar un TFG no es una deshonra, ni un chantaje. Tampoco es ilegal (¡eso te lo aseguramos!). Sería, antes que nada, una forma de cerrar un ciclo, una etapa de tu vida.

Ser estudiante se parece a estar en el limbo. Tiene el cielo frente a ti (tu título, un trabajo bien remunerado, independencia), pero el infierno todavía queda cerca. ¿Ese calorcito que sientes en el cuello? No es el sol del mediodía: es la vida estudiantil que, con los años, se te hace insoportable.

Quizás hayas comenzado la universidad con algunas dudas, obligado o lleno de emoción; da lo mismo ahora. Lo cierto es que, en algún momento, sin que lo buscases, la vida hizo que tu carrera bajara al fondo de tus prioridades

Esto no significa que tus estudios hayan dejado de importarte. Toda relación evoluciona con el tiempo, y la que tienes con la universidad es una más. Antes, nada te habría importado como ella. Ahora, hay otras cosas, demasiadas, que debes poner primero. 

Por qué comprar un TFG: peripecias de la vida estudiantil parte 1

Y, sin embargo, se espera que termines tú solo tu TFG (y no, simplemente, que lo compres): el mundo entero te lo exige. Sin duda, podrías hacerlo en un pis-pas; o, al menos, lo harías si no fuera porque ese mismo mundo te demanda también una veintena de cosas más.

Debes graduarte, pero también tener un trabajo y quedar con tus amigos. No puedes pasar de visitar a tu familia los domingos, o de estar al tanto de las últimas novedades en series de streaming. Si tienes perro ¡cómo no vas a sacarlo a pasear!

Además, es imprescindible que cuides tu salud. No hacerlo, en pleno siglo XXI, es ser un paria. Se te exige que hagas deporte, que comas solo comida casera (de preferencia, orgánica) y que medites, cada tanto. ¡Y todavía tienes que limpiar tu habitación y hacer la colada! 

Es demasiado. Para peor, tus padres, cada vez que no estás anclado a una mesa, empiezan con que tu vida es vivir de parranda, bebiendo y trenzando margaritas. Eres un estudiante, te dicen, tienes todo el tiempo libre del mundo, toda la juventud, todos los dones… Y, como no, todas las oportunidades de las que ellos no disfrutaron. Y, si todavía no entregaste tu TFG, no será porque te estés esforzando todo lo que te tienes que esforzar.

Comprar tfg

No hace falta que escribamos lo que dirán si descubren que estás buscando cómo comprar un TFG. Sí te diremos lo siguiente: ellos no están en tu misma situación. No saben nada.

Por qué comprar un TFG: peripecias de la vida estudiantil parte 2

Desde un principio te lo dejaron bien en claro: trabajar o estudiar. Mejor todavía, los dos, pero nunca una cuarta opción: ninguno.

Ahora que empezaste a trabajar como pasante, sin embargo, descubriste la cruda realidad: los estudiantes son carne de cañón en los engranajes del mundo laboral. Hoy en día las empresas priorizan cada vez más la experiencia, pero la experiencia sin un título implica una baja en tu valor.

No contar con tu diploma en mano, lo quieras o no, te deja en una situación vulnerable. El conocimiento por sí solo podrá ser poder, pero legitimado por un título, es seguridad. Comprar el proyecto de tu TFG te asegura la base de estabilidad en lo laboral que necesitas.

¡Compra ya tu TFG!

  • ¿Por qué y para qué comprar tu TFG, pues? 
  • Para seguir adelante y poder dejar atrás la universidad.
  • Porque es una exigencia del mundo laboral para tener un trabajo bien remunerado.
  • Porque, aunque no sea importante para ti, lo es para quienes te rodean (y no te dejarán en paz hasta que lo presentes).
  • En síntesis: para recuperar tu salud mental, tu tranquilidad.

¿Por qué comprar tu proyecto académico? Porque es la única forma segura, legal y profesional que tienes de presentar un TFG, sin obligarte a trabajar de cabo a rabo en él.

Compra tu TFG con nosotros

Somos Tu TFM, una empresa de base española, especializada en la redacción de trabajos académicos. Buscamos ayudarte a presentar en tiempo y forma ese TFG que tienes pendiente. Nuestros servicios son estrictamente confidenciales y se ajustan a tus necesidades.

Te ofrecemos la realización de un proyecto de calidad y enteramente original: utilizamos Turnitin, uno de los mejores detectores de plagio disponibles en España. 

Trabajamos por entregas, de manera que se puedan implementar en el momento los cambios que requieras. Nuestro objetivo es que queden plasmadas tu voz y conocimientos en lo que es, al fin y al cabo, tu trabajo. Asimismo, nuestros redactores son profesionales especializados en áreas diversas: se ocupará de tu TFG quien mejor maneje su tema.

¿El precio? Es, como todo en Tu TFM, completamente personalizado. En este sentido, te asegurarás de comprar tu TFG al coste más adecuado, especialmente si consideras que la calidad en tu proyecto estará garantizada.

Contáctanos por WhatsApp 

Si quieres conocer más en profundidad nuestros servicios o resolver las dudas que tengas, puedes comunicarte directamente con uno de nuestros asesores por WhatsApp

De este modo, será posible que te respondamos a la brevedad.

También a través del formulario

Puedes optar por que nosotros te demos un llamado. Lo único que debes hacer es completar el formulario que verás a continuación. Complétalo con tus datos y los detalles de todo lo que necesitas (ponlos en los comentarios). Un asesor que sea especialista en tu carrera se pondrá en contacto contigo para brindarte información. Juntos podrán cotizar un servicio que se ajuste de manera exclusiva a los requisitos de tu trabajo.

¡Compra tu TFG en Tu TFM!

Descarga gratis nuestro ebook: ¿Cómo hacer tu TFG?
Portada TFG

¿Cómo hacer una excelente portada para tu TFG en simples pasos?

En los textos académicos, sobre todo cuando recién comienzas, la mitad de la nota responde al contenido. El resto, de que se respete el formato exigido para redactarlo. Aprende aquí cómo hacer la portada de tu TFG para asegurarte una parte de tu nota.

La portada de tu TFG

Un trabajo excelente debe lucir como tal. La portada es lo primero que tus evaluadores verán de tu TFG. En otras palabras, sobre esa hoja recae una gran responsabilidad. Debe, en una sola mirada, transmitir toda la sangre, el sudor y (sobre todo) las lágrimas que vertiste en la redacción de tu trabajo.

No ocultes las virtudes de tu TFG tras una portada deficiente. El factor sorpresa no es una carta que quieras jugar cuando arriesgas tanto. Es mejor ir a lo seguro. Hay más de un estudio que prueba que nada es tan definitorio como la primera impresión.

Pero no te asustes (todavía). Producir una portada digna es sencillo. No necesitas un gran manejo de programas de diseño, ni siquiera tener sentido de la estética o creatividad. Basta seguir algunos pasos y cumplir con un par de requisitos. Nada más.

¿Qué es lo que una portada de TFG debe tener?

La portada es algo así como la identificación de tu TFG. Un primer paso es listar toda la información que necesitarás incluir en ella.

Dado el papel que cumple, el título de tu trabajo debe ocupar un lugar central en su portada. Además, aquellos que la lean deben saber quién lo redactó, bajo el auspicio de qué profesor, para qué carrera y dentro de cuál universidad. Debes incluir el año en el que presentas tu trabajo y el tipo de documento que es. Esto facilita que luego se lo ordene dentro de los registros de tu universidad.

Toda esa información debe organizarse de arriba a abajo en la portada, de la siguiente manera:

  • Nombre de tu universidad (y su logo)
  • Carrera que estudias
  • El título de tu trabajo
  • Tu nombre y apellido
  • Los de tu tutor
  • El tipo de documento que entregas
  • Año de presentación del trabajo

Antes de armar la portada de tu TFG, consulta los manuales de estilo de tu universidad o carrera. Siempre puede ocurrir que debas incluir información adicional, o alterar el orden de tu portada, para cumplir con sus criterios. Recuerda identificar a tu tutor como tal, a fin de evitar posibles confusiones.

Formato de la portada de un TFG

En segundo (y último) lugar, deberás acomodar toda esa información siguiendo un formato específico.

Con Word podrás realizar la portada de tu TFG de forma sencilla. El programa ofrece una serie de plantillas, entre las cuales encontrarás algunas que te servirán para armarla. 

El modo de aplicarlas es ir a la barra de herramientas, hacer clic en “Insertar”, seleccionar la opción “Portada”. Luego, debes completar el modelo con la información de tu trabajo.

Si utilizas Google Docs, también podrás utilizar plantillas para generar no solo el formato la portada de tu TFG, sino de tu documento entero. 

En este caso, recomendamos que de las plantillas de Educación selecciones aquellas que tengan la última edición de las normas APA como subtítulo. Así te asegurarás de que no solo tu portada, sino tu texto entero, tenga un formato adecuado al ámbito académico.

Por otro lado, si tu universidad especifica que se debe seguir un formato específico, podrás ir modificando los márgenes en las disposiciones de página. 

En la barra de herramientas encontrarás los botones necesarios para ajustar el tamaño de las fuentes y su posición en la página. También podrás añadir cuadros de texto con marcos o relleno, e imágenes. En Google Docs, además, es posible seleccionar, en el rectángulo a la izquierda de las fuentes, formatos predeterminados para ciertas secciones del texto.

La portada de tu TFG vista con ojos ajenos

De todas formas, siempre que armes una portada, uses plantilla o no, intenta verla como el tribunal lo hará. Pregúntate qué información quieres que resalte ante sus ojos. Con solo un clic podrás aplicar negritas o itálicas a un renglón, direccionando hacia él la mirada del lector.

Busca que la página quede equilibrada y que resulte amigable a la vista. Evita que el tamaño de las letras sea considerable, así como que apenas se puedan leer.

Trata de ser sobrio con la tipografía que elijas. Sabemos lo difícil que puede ser contenerse, pero lo contrario obstaculiza la lectura y, asimismo, resta seriedad a tu texto.

Si la creatividad es lo tuyo

De permitirlo los requisitos de tu universidad y tu carrera, puedes implementar tus habilidades para el diseño en la portada de tu TFG. Si deseabas desquitarte por la rigidez de las demás reglas de redacción académica, esta es tu oportunidad.

Entre los recursos disponibles, te recomendamos el uso de Canva, donde también puedes elegir (o no) partir de una plantilla.

Canva te permitirá explotar al máximo tu creatividad a través del uso de imágenes, texto y color. Su uso no deja de ser sencillo, por lo que, si nunca lo utilizaste, pero tienes tiempo para dejar que tu instinto te guíe, ¡anímate y haz la prueba!

¿Cuándo realizas la portada de tu TFG?

Hacer una portada resulta sencillo. Por lo general hay tres momentos en los que quien redacta un TFG se sienta a diagramarla:

  • Cuando ya se tiene el título del TFG, pero no se sabe cómo empezar a redactarlo
  • A mitad de la escritura de tu trabajo final, cuando los obstáculos te superan
  • Una vez finalizado el primer borrador de tu TFG, cuando apenas te queda materia cerebral capaz de pensar con claridad.

Todos ellos son momentos conflictivos, y es que, aparte de una primera impresión, la portada no es sino un salvavidas académico.

La portada es esa excusa que utilizas cuando no te atreves a enfrentarte a tu TFG, pero te rehúsas a aceptar que estás en un brete. 

“Voy a trabajar por un rato en la portada ―te dices―. Para que ya quede terminada”. Pero cuando te pones a hacerla, decides que no sabes cómo proceder. Así que abres el ordenador y (entre video de YouTube y publicaciones de Instagram) llegas a este post. Lees este último apartado. Y reconoces que en verdad estás huyendo de tu TFG.

Entonces, por fin, admites que tienes un problema.

Un TFG que hunda al Titanic desde su portada

Por muy relevante que sea al principio, la portada es solo una parte de tu trabajo final de grado. Es, por así decirlo, la punta del iceberg

Portada TFG

Ahora bien, sin su masa submarina, un iceberg no puede flotar. Una portada que asombre necesita un buen TFG que la sostenga. Y un buen TFG no se escribe de un día para el otro.

Si estás atascado en tu TFG o si ya deseas rendirte antes de empezar ¡no desesperes! La historia está llena de rompehielos, pero siempre habrá un iceberg que destroce al Titanic de turno: todo problema tiene solución.

¿Deseas que tu TFG se lleve a Leo DiCaprio al fondo del mar helado? Podemos ayudarte con eso.

Somos Tu TFM, una compañía dedicada a resolver todos los problemas que pueden surgir durante la producción de un texto académico. Te acompañamos desde que te preguntes cómo elegir el tema de tu TFG, hasta en la producción del apoyo visual para su presentación.

Ya sea que necesites asesorías, servicios de redacción, corrección o control de plagio, estamos para conseguir que tu TFG soporte los embates de los barcos. ¡Nos adecuamos a tus necesidades!

Todos nuestros servicios son confidenciales y de originalidad garantizada a través del uso de Turnitin, uno de los mejores sistemas de control de plagio existentes.

Contáctanos por WhatsApp 

Puedes comunicarte con uno de nuestros asesores directamente utilizando WhatsApp. De este modo, podrás despejar todas las dudas que tengas sobre nuestros servicios y nosotros podremos responderte rápidamente.

También a través del formulario

Por otra parte, si prefieres que te llamemos, solo debes completar el formulario que verás en nuestra página. Llénalo con tus datos y los detalles de lo que necesitas (en los comentarios). Un asesor especializado en tu carrera se comunicará para brindarte información y cotizar un presupuesto que se ajuste a los servicios que tu trabajo requiera.

¡Que atrás de la portada de tu TFG se asome un trabajo a su nivel! ¡Contacta a Tu TFM hoy!

Descarga gratis nuestro ebook: ¿Cómo hacer tu TFG?
Hacemos tu TFG

No pierdas el tiempo, hacemos tu TFG por encargo

¿Recuerdas la película In Time, que mostraba una distopía futurista en la que el tiempo podía comprarse? Pues eso empezó con la invención del lavarropas y sigue con nosotros. Hacemos tu TFG: recupera el tiempo que pierdes frente a una pantalla sin poder empezar a redactarlo. El futuro ya está aquí.

¿Cómo hacer tu TFG? (te preguntas)

Sabemos que no hay que esperar a que se alineen los astros para redactar un TFG. (Si sabes de astrología estás invitado a contarnos por qué se debe aguardar). Hemos escuchado una y otra vez que el momento perfecto no aparecerá de por sí: uno tiene que crearlo.

Ahora bien, que hacer un TFG es sentarse frente al ordenador y teclear, solo lo dicen quienes no deben redactarlo (por ejemplo, tus padres). No existirán los momentos perfectos, pero tampoco parece existir un buen momento para escribir tu TFG, por mucho que intentes crearlo.

Es probable que más de una vez te hayas plantado frente a la pantalla para que los tabarros de tus progenitores te dejasen en paz. Terminaste con los ojos enrojecidos de intentarlo, pero no hubo caso: lo único que conseguiste escribir fue tu nombre.

Tu tiempo, tan precioso, se pierde mientras esperas a que, de repente, te llegue la inspiración. Ya no lo recuperarás, eso es lo único seguro a estas alturas. ¿Recibirte? Ya no tanto.

Razones por las cuales se hace difícil hacer el TFG

Llega el verano y todas las noches tienes planes para quedar, que debes cancelar por pasar más horas frente a una pantalla inmutable. En invierno, bebes tanto café para mantener tu cerebro activo que luego no puedes dormir. Aprovechas las noches en vela para preguntarte cuándo y cómo la vida terminó siendo así.

Los mismos tabarros que te criaron empiezan con la cháchara de que te ven deprimido, perdido, porque no completas tu TFG. Te proponen pagarte un psicólogo. Si antes no lo necesitabas, la rabia de que te envíen allí por tu TFG hará que lo necesites pronto.

Respiras hondo, decidido a darte una última oportunidad. Enciendes tu ordenador y, entonces, escribes las palabras que te llevan a este artículo; la solución que, sin saberlo, estabas esperando. 

¿Puedes escuchar un coro que canta el Aleluya? No te preocupes. Las voces de tu cabeza hacen bien en cantar. Sigue leyendo y verás por qué.

Tu TFG, hecho por nosotros

Somos Tu TFM, una empresa dedicada a ayudarte a superar esos bloqueos que obstaculizan el final de tus estudios. Sabemos que sentarse a redactar y hacerlo, de hecho, poco tiene que ver con el conocimiento de tu carrera que en verdad posees.

Trabajamos solo con profesionales expertos en áreas diversas y en la redacción. De esta manera, nos aseguramos de que no pierdas nada al dejarnos a cargo de tu trabajo, sino que, al contrario, lo ganes todo.

Al leer que nosotros hacemos tu TFG, puedes procesarlo con toda literalidad. Nuestros servicios incluyen la redacción de trabajos académicos de todo tipo, su corrección, control de plagio y mucho más.

Beneficios de encargar un TFG

Te preguntarás que beneficios te traerá pagar por quitarte de encima el peso que es tu TFG. Pues bien, empecemos. 

En primer lugar, el cuerpo necesita horas de sueño y la mente, una pausa. Cuando tienes un TFG que no puedes completar, tu cerebro lo sabe, así que no descansa. Y eso resulta agotador. Quizás podrías soportarlo si al menos avanzaras en tu trabajo, pero, en tu situación, no tiene ningún sentido. Accede a esas horas de reposo que todo tu ser reclama a gritos, mientras en Tu TFM hacemos tu TFG.

Otros beneficios

Asimismo, redactar una tesis va más allá de poner en papel lo que se sabe. Es también respetar un formato específico y producir un texto cohesivo, coherente y novedoso. Tu TFM te da la seguridad que necesitas para presentar tu TFG, confiado en que es un buen ejemplo de redacción académica.

Por otra parte, aunque finalmente seas capaz de vencer tu bloqueo y lanzarte a escribir como si corrieras cuesta abajo, no todas las dificultades desaparecerán. Cada tanto se te atravesará un nuevo escollo y ¿qué tan seguro estás de que tu tutor acudirá al rescate? No estamos poniendo en duda las capacidades de tu profesor, solo su disponibilidad horaria.

En Tu TFM cubrimos esa ausencia. Ofrecemos asesorías con especialistas en tu carrera para que resuelvas cualquier duda que puedas tener sobre tu trabajo, sea la hora que sea.

 

Hacemos tu TFG

Otra ausencia que podemos suplir es la de tu creatividad a la hora de diseñar una presentación. Quizás PowerPoint o Prezi sean un misterio para ti. Tal vez, simplemente, no tengas la energía para dar ese último paso antes de exponer al mundo tu TFG. 

Nada de eso es motivo para abandonar: en Tu TFM hacemos la presentación para tu TFG por ti.

Descanso, seguridad, resolución de dudas y un suplemento de creatividad. ¿Buscas todavía más? ¡Lo tenemos!

Cómo hacemos tu TFG

Te ayudamos a hacer tu TFG de manera personalizada. Trabajamos por entregas programadas, de modo que formarás parte de cada instancia del proceso de redacción o corrección, sin tener que llevarlo adelante completamente solo. Tus comentarios serán los que den rumbo al proyecto, de manera tal que refleje tus conocimientos y tu voz.

Garantizamos, además, que, una vez redactado, tu TFG será por entero original. Podemos hacerlo, ya que nuestra oferta comprende el uso de Turnitin, uno de los mejores detectores de plagio que existen.

Contáctanos por WhatsApp 

Si así lo quieres, puedes comunicarte de manera directa con uno de nuestros asesores por WhatsApp, con el fin de despejar todas las dudas que puedas tener sobre nuestros servicios. A través de este medio podremos responderte a la menor brevedad.

También a través del formulario

Sin embargo, si prefieres que nosotros te demos un llamado, solamente tienes que completar el formulario que verás a continuación con tus datos y los detalles de lo que necesitas en los comentarios. Un asesor, especialista en tu carrera, se comunicará contigo para brindarte información al respecto. Además, podrán cotizar un servicio que se ajuste a los requisitos de tu trabajo.

Descarga gratis nuestro ebook: ¿Cómo hacer tu TFG?
TFG criminología

La ayuda que necesitas para hacer tu TFG de Criminología

¿Alguna vez viste a Horatio Caine sentado escribiendo y escribiendo sin parar? ¿Es que todos los capítulos de Criminal Minds pasaron dentro de una biblioteca? Redactar un TFG de criminología no es la razón por la que elegiste tu carrera y lo sabes. Nosotros lo sabemos, también. 

Cuando tu vida se vuelve un TFG de Criminología

La escritura del TFG es solo una parte del asunto. Quedan horas de estudio e investigación por detrás. Tienes su defensa ante un jurado por delante. 

Sin embargo, el tiempo apremia y tu tutor parece haberte olvidado. No encuentras un segundo de paz para sentarte a redactar y, cuando puedes, la electricidad se corta antes de que hayas tecleado dos palabras. Se rompe un caño de agua y tu casa queda inundada, tu gato se escapa a lo del vecino. 

Estás a punto de explotar, pero nada de eso importa a tu madre, que exige que vayas a almorzar el próximo domingo. Entonces llama, por fin, tu tutor, y te pregunta para cuándo reescribirás tu marco teórico. 

Ese es el momento exacto en que decides pasar de especialista en criminología a asesino. Tienes confianza en tus habilidades para el crimen. Después de todo, estudiaste a los mejores durante años.

Te vas a dormir a tu apartamento inundado con una sonrisa en la cara rasguñada por tu gato parrandero. Unos meses después, presentas un fabuloso TFG en Criminología: un informe del brutal asesinato de tu ex-tutor. 

El jurado te aprueba con honores. Lástima que no podrás disfrutar de tu título: la policía llega a la entrega de títulos. Te arrestan por quitarle la vida a tu profesor. ¿Ironías del destino? Tu TFG les dio las pistas que necesitaban para atraparte.

Vas preso. Durante las interminables noches de tu condena no puedes evitar preguntarte qué habría pasado si te hubieran ayudado a terminar tu TFG original.

Pero eso no importa ahora. Todavía no llegaste a eso. Y nunca llegarás, si podemos evitarlo.

¡Te ayudamos con tu TFG de Criminología!

Somos Tu TFM, una empresa orientada a ayudarte a obtener ese título académico que tanto ansías.

Como el detective que eres, sabrás que no puedes fiarte solo de las apariencias y de los nombres. Nuestra amplia gama de servicios nos permitirá acompañarte desde tu trabajo final de grado hasta la elaboración de tu tesis doctoral. ¿No nos crees? ¡Sigue leyendo!

Paso a paso: tu TFG de Criminología

trabajo final de enfermeria

Lo primero por hacer, evidentemente, es elegir un tema. ¿La Criminología te apasiona tanto que no puedes decidirte solamente por uno? Tu TFM te ayuda a tomar esa decisión tan fundamental.

Uno de nuestros servicios más demandados son las asesorías virtuales. Ya sea para esbozar un primer borrador de tu TFG en Criminología, o para resolver dudas concretas, estamos a tu disposición. Empleamos a profesionales especializados en temas diversos. Por lo tanto, podrás estar seguro de que quien trabaje contigo sabrá en qué dirección te será más conveniente orientar tu trabajo. 

En todo caso, ya sabes: cuando tu tutor no tenga tiempo para ti no corras a buscar un cuchillo, ¡contáctanos primero!

Estamos contigo hasta el mismo día que presentes tu trabajo final de grado. ¡No vaya a ser que a última hora pilles un rebote de la hostia y te los cargues a todos! Si tienes una emergencia de última hora, o si redactaste todo tu trabajo, pero te rindes ante un PowerPoint ¡ya sabes a quién contactar! 

¡Que nada se te pase por alto en tu TFG de Criminología!

Cuando escribes un trabajo final de grado en Criminología (en cualquier carrera, realmente) no solo la vida de tu tutor está en riesgo. Más allá de que podrás desperdiciar tu vida en la cárcel, hablamos de todo un jurado dispuesto a desaprobarte por fallas en la redacción. Pasar de un asesinato simple a uno múltiple no es lo ideal. En especial si tu meta al estudiar Criminología era poner criminales tras las rejas.

Rectamos o corregimos tu TFG de Criminología

En Tu TFM podemos corregir tu trabajo. Ya sean errores de ortografía, problemas de coherencia y cohesión, estamos ahí para cambiarlos. Si tú descubres asesinos en la gran ciudad, nosotros descubrimos las erratas de tu texto. 

Además, nos especializamos en la utilización de normas APA y Chicago. Si tienes problemas al aplicar estos formatos, déjanos hacer lo que hacemos mejor: ayudarte.

¡Pero espera un segundo antes de pasar a la próxima sección! Ya tienes ortografía y redacción cubiertas, elegiste un tema que te encanta y resolviste todas tus dudas al respecto. Sin embargo, cuando esperas escuchar tu fantástica nota en boca del jurado, te comunican que te han desaprobado. 

Medio atontado, como en el limbo, los escuchas. Dicen que tu trabajo era casi perfecto, pero que hay un problemita: las estadísticas que tu tutor te obligó a incluir porque aparecían en su libro. 

¡Para qué lo hubieran dicho! El cuchillo que llevaste solo por si acaso está ya en tu mano, mientras sales corriendo en busca del tutor.

Algunos podrían manejar un curso de manejo de la ira, pero en Tu TFM sabemos que esa rabia es solo ocasional. Si tu tutor quiere que pongas unos números, nada puede hacerse, excepto asegurarte de que sean los correctos. 

TFG Criminología

Contamos con especialistas en SPSS que se amoldarán a la investigación que realices para que obtengas el mejor resultado posible. La estadística no será más un problema para ti.

Un TFG de Criminología solo con tus huellas

Todo criminal deja alguna huella, en eso se basa tu futuro trabajo. Ahora bien, te prometimos evitar que tu TFG en Criminología te convierta en criminal. Nuestros métodos para hacerlo son varios, Turnitin es otro de ellos.

¿Qué es Turnitin? Turnitin es uno de los mejores detectores de plagio que hoy en día es posible encontrar. En Tu TFM nos aseguramos que en tu trabajo digital de grado las únicas huellas que puedan descubrirse sean las tuyas (como debe ser).

¡Termina tu trabajo final de grado de Criminología!

Ya verás demasiada sangre a lo largo de tu carrera como especialista en Criminología. Por muy adecuado que pueda ser, evita que tu TFG de Criminología deje un rastro de cuerpos a su espalda.

Contáctanos por WhatsApp 

¿Tienes todavía alguna duda sobre nuestros servicios? ¿Quieres una respuesta rápida?
Comunícate con uno de nuestros asesores por WhatsApp

Solo debes llenar un formulario

Si tu única duda es el presupuesto, completa con tus datos y necesidades el formulario al pie de la página. Un asesor especializado en tu carrera se comunicará para brindarte información y cotizar un servicio que se ajuste a los requisitos de tu trabajo.

¡No esperes más! Obtén tu título con Tu TFM y empieza a disfrutar no solo de tu carrera: de tu profesión.

Descarga gratis nuestro ebook: ¿Cómo hacer tu TFG?